You are here
Home > Sin categoría > La reforma eléctrica convertirá a la CFE en un organismo del Estado, anuncia Rocío Nahle

La reforma eléctrica convertirá a la CFE en un organismo del Estado, anuncia Rocío Nahle

Desde Palacio Nacional, la secretaria de Energía (SENER), Roció Nalhe, comunicó que de aprobarse la reforma energética planteada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) dejará de ser una empresa para convertirse en un organismo del Estado.

“La CFE pasará de ser una empresa productiva del Estado a un organismo del Estado (…) para que se integre nuevamente la CFE como una sola empresa”, manifestó.

La funcionaria federal, preció que la reforma eléctrica plantea la modificación de los artículos 25, 27 y 28 constitucional.

El Gobierno Federal ha dado a conocer que actualmente la CFE genera el 38% de la energía y el sector privado el 62%, algo que se quiere revertir para que al menos el 54% sea del sector público.

“Esto garantiza a todos los mexicanos seguridad energética, donde la CFE mantiene la misión de servicio social y las tarifas de la luz se podrán mantener a un precio por debajo de la inflación”, indicó Nahle García.

Expuso que los privados seguirán en el mercado y que “no se les va a nacionalizar ni un tornillo ni una tuerca”.

También criticó que ahora la CFE está obligada a comprar primero la electricidad de las empresas privadas, porque “se ponen de acuerdo” para ofertarla más barata, dejando las plantas públicas “subutilizadas”.

“La CFE sostiene prácticamente a los privados y les ha dejado el mercado”, condenó.

También reivindicó la supresión de los organismos autónomos que regulan el mercado eléctrico, función que sería absorbida por el Gobierno.

Y el fin de los permisos de autoabastecimiento para que las fábricas generen su propia electricidad, ya que según Nahle las empresas lo usaron para vender esta electricidad y generar un mercado ilegal.

Tanto empresas como ambientalistas han advertido que la reforma de López Obrador pone en riesgo las energías limpias porque no considera las renovables como prioritarias.

El sistema actual coloca primero en la red la electricidad de plantas eólicas y solares, por ser menos costosas, las cuales pertenecen a empresas privadas.

Pero la secretaria de Energía dijo que las plantas hidroeléctricas de la CFE generan la energía más “limpia, constante y barata”.

Por ello, el nuevo modelo priorizará la hidroeléctrica, seguido de la nuclear, la geotermia, el gas de la CFE, la térmica, la eólica, la solar, el gas de los privados y el carbón.

Algunos expertos han advertido que lejos de controlar el precio de la luz, este nuevo modelo dispararía las tarifas ya que las plantas de la empresa pública son más viejas e ineficientes.

La reforma también propone cancelar los Certificados de Energías Limpias, que se entregan a las empresas privadas por generación de energía eólica o solar y que obligan a la CFE a comprarlos.

No obstante, Nahle aseguró que México cumplirá sus “compromisos internacionales” en materia de medioambiente y que la CFE garantizará que en 2024 el 35 % de la energía sea limpia.

La reforma, que todavía no tiene fecha para ser debatida en el Congreso ni cuenta por ahora con los apoyos necesarios en el Legislativo para tirar adelante, incluyó por sorpresa la nacionalización del litio.

La secretaria de Energía explicó que “no se otorgarán concesiones” de explotación de este mineral, usado para baterías portátiles, aunque aseguró que las entregadas por gobiernos anteriores no se cancelarán si están “debidamente avaladas”.

Arriba
Share via