You are here
Home > Sin categoría > Advierte Trump el peligro de la proximidad del huracán “Dorian”

Advierte Trump el peligro de la proximidad del huracán “Dorian”

Luego de que el huracán “Dorian”, azotara como categoría 5, las islas de las Bahamas, Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, manifestó que su país “no sabe lo que se nos viene”.

Ante la cercanía de este huracán a las costas de la Florida, Trump visitó el Centro Nacional de Coordinación de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), el cual se ubica en Washington, desde donde le informaron sobre los preparativos ante la llegada inminente del huracán a la costa Este.

“Los estadounidenses son fuertes, resueltos y resilientes; nos apoyaremos los unos a los otros y trabajaremos muy duro para minimizar cualquier efecto de lo que nos sobreviene. Aún sabemos lo que se nos viene. Todo lo que sabemos es que es posiblemente el mayor huracán”, indicó el mandatario.

De acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes (CNH), “Dorian” se había fortalecido hasta alcanzar la categoría 5, la máxima en la escala Saffir Simpson, convirtiéndose en el más fuerte que azota el archipiélago de Bahamas desde que se tienen registros.

Tras su paso por Bahamas, se espera que el huracán se acerque a Florida hoy por la noche, pero es difícil predecir con qué intensidad golpeará a ese Estado tras su cambio de trayectoria.

“Se está moviendo y es muy difícil de predecir”, manifestó el presidente norteamericano. “Inicialmente tenía que golpear directamente a Florida, pero parecía dirigirse a Georgia y Carolina del Sur”.

Por su parte, el gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, declaró emergencia en el estado.

“La fuerza y la imprevisibilidad de la tormenta nos obliga a estar preparados ante todos los escenarios”, expuso.

El estado de emergencia ya se había declarado en Florida y en una docena de condados de Georgia. Esta medida permite movilizar mejor los servicios públicos de EU y recurrir si es necesario a la ayuda federal.

Una evacuación obligatoria se ordenó por las regiones costeras de Palm Beach y el condado de Martin, en Florida.

Aunque Miami probablemente se salvó de la tormenta, sus residentes se mantenían cautelosos y las autoridades continuaron distribuyendo sacos de arena para combatir las inundaciones en la ciudad. El gobernador de Florida, Ron DeSantis, instó a la gente a “mantenerse alerta”.

Arriba
Share via