You are here
Home > Sin categoría > Tigres pega primero, pero deja vivo al León

Tigres pega primero, pero deja vivo al León

Con un gol, que además le sirvió para empatar la marca de Tomás Boy como el máximo goleador de los Tigres con 104 anotaciones, los de la UANL, tomaron ventaja de 1-0 en la ida de la final ante León.

Los Tigres tuvieron el control por grandes lapsos del partido, pero en algunos descuidos León llegó con peligro y ahí fue donde apareció la figura del arquero Nahuel Guzmán para salvar de nuevo a su escuadra.

Desde los primeros minutos, los de casa buscaron abrir el marcador, aunque pisar el área resultaba complicado, primero lo hizo el cuadro Esmeralda, pero Vinicio Angulo demostró por qué tiene tres meses sin anotar, pues estando frente a la portería voló su disparo al 9’ de acción.

Tigres continuó con la posesión y esta le dio frutos al 20’, cuando “Chaka” Rodríguez burló a dos rivales pegado a la banda derecha, filtró para Luis Quiñones, quien en su intento de centrar apareció Rodolfo Cota para desviar, para su mala fortuna el esférico le quedó a Gignac, quien de primera intención remató para el 1-0.

Los “Panzas Verdes” lucieron desconcentrados, pero aún así tuvieron oportunidad de empatar al minuto 25’, Ángel Mena tuvo un mano a mano donde Nahuel se lució en par de ocasiones achicando para impedir la igualada.

Al 31’ una vez más el arquero de Tigres fue factor, cuando detuvo un remate de Luis Montes para mantener el cero en su portería. Poco a poco, los dirigidos por Ferretti volvieron a tener el control para verse peligrosos, y cerca al 37’ pudieron ampliar la ventaja con un centro que le puso Gignac a Eduardo Vargas, pero el chileno no alcanzó a cerrar la pinza.

El futbol estaba del lado de Tigres y la suerte le sonreía a León, ya que se salvaron de un autogolazo de Fernando Navarro, cuando al 42’ en su intento de despejar puso el balón en el poste.

En la parte complementaria hubo menos jugadas claras, Vargas y Javier Aquino salieron lastimados y con Enner Valencia los balones parecían ser desperdiciados. La afición pedía a Lucas Zelarayán esperando un cambio al frente, pero primero entró Jürgen Damm entre abucheos, más adelante ingresó el “Chino”, aunque el cambio en Tigres no era muy notorio.

Los de la UANL no lograron aumentar su ventaja, pero se van con al menos la mínima diferencia para cerrar la final de vuelta el próximo domingo en el Estadio León, cancha donde el único rival que se ha coronado es el Cruz Azul hace casi 22 años.

Arriba
Share via