You are here
Home > Sin categoría > Balaceras al interior de dos mezquitas en Nueva Zelanda deja cerca de 50 muertos

Balaceras al interior de dos mezquitas en Nueva Zelanda deja cerca de 50 muertos

Esta mañana, dos mezquitas en Christchurch, Nueva Zelanda, fueron víctimas de un “ataque terrorista”, luego de que se realizara un tiroteo en cada una de estas dejando hasta el momento, 49 fallecidos y 41 heridos.

Las mezquitas atacadas fueron la de Al Nur, la más importante de Christchurch, en la cual, el número de víctimas mortales reportadas es de donde 41, así como la del suburbio de Linwood, en la que se tiene conocimiento de otros siete fallecidos. Una víctima más murió en el hospital, informó Mike Bush, jefe de la Policía neozelandesa.

Por su parte, fue la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, quien calificó este ataque armado como un “ataque terrorista” y un acto “sin precedentes” en el país.

“Es uno de los días más negros de Nueva Zelanda”, lamentó Ardern.

“Este tipo de violencia no tiene ningún sentido en Nueva Zelanda. Esto no es lo que somos”, agregó ante los medios de comunicación desde Wellington, donde también confirmó la detención de tres hombres y una mujer.

La primera ministra afirmó que los cuatro detenidos están siendo interrogados por la policía, al tiempo que precisó que los sospechosos no estaban fichados y estaban “fuera del radar” de los servicios de inteligencia.

Uno de los tiroteos contra las mezquitas de Christchurch fue retransmitido en directo a través de las redes sociales por uno de los asaltantes, que aparece con ropa militar dentro del centro de culto disparando a bocajarro a varias personas con un arma automática de la que cambió el cargador al menos dos veces.

El asaltante se identificó como Brenton Tarrant, de 28 años, originario de Australia, y fue quien transmitió la matanza de 17 minutos en directo en Facebook Live a través de una cámara GoPro.

Tarrant, vinculado a grupos de extrema derecha que defienden el supremacismo blanco, ha hecho público un manifiesto en el que expresa su voluntad de acabar con la vida de todos los inmigrantes.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, confirmó que una persona detenida era un ciudadano nacido en Australia. Lo llamó “un terrorista extremista, violento de derecha”.

Arriba
Share via