You are here
Home > ACTUALIDAD > Jorge Carlos Ramírez Marín destaca la preservación de las tradiciones mayas desde el ex convento San Francisco

Jorge Carlos Ramírez Marín destaca la preservación de las tradiciones mayas desde el ex convento San Francisco

El diputado federal con licencia, Jorge Carlos Ramírez Marín, fue invitado junto con su familia, por el profesor Casimiro Pacheco Sierra, a que forme parte de los festejos de una tradición que lleva 100 años en su familia, la celebración del día de San Juan de Dios en Hocabá.

Desde Hocabá, ubicada a unos 55 kilómetros de Mérida y acompañado de misa, rezos, ofrendas y diferentes guisos como el pibil kol y relleno negro enterrado y junto a su esposa, la ingeniera María Elena Granados Castellanos y su hija Silvia, el legislador formó parte de esta festejo.

“Desde que tengo uso de razón mis abuelos hacían esta fiesta con toda devoción, mis padres la continuaron y eso me inspiró a seguir la tradición. Esto va más allá de un compromiso, es parte de un proyecto de vida, es parte de nuestra esencia”, manifestó el profesor ya jubilado Casimiro Pacheco.

“Yo nací aquí, por cuestiones de trabajo radico en Mérida desde hace años, pero nunca dejé de venir a Hocabá y aquí finqué esta quinta (San Juan de Dios) para continuar esta tradición. A veces no festejo mi cumpleaños, pero esta ofrenda anual no puede faltar”, recordó Pacheco Sierra.

Ya en la misa, Ramírez Marín saludó a una quinceañera quien se encontraba vestida con traje charro y aprovechó para pedirles a los vecinos, que le hicieran a él ya su familia un recorrido por el ex convento San Francisco.

Durante su recorrido por este templo, mismo que en estos momentos se encuentra mayormente en ruinas, algunos vecinos y otros grupos apostólicos se acercan al legislador para pedirle su ayuda para que por medio del INAH, se puedan gestionar los permisos correspondientes para poder restaurar un área, ya que en distintas ocasiones, la Sedatu les han ofrecido recursos, pero no se han podido materializar ante la falta de esos permisos.

Por su parte, Ramírez Marín aseguró que hará las gestiones pertinentes para poder apoyar a esta comunidad y que cree que el INAH tendrá una buena disposición para permitir la restauración de parte del ex convento, una reliquia del Siglo XVI.

Retomando los festejos, el diputado federal con licencia destacó los esfuerzos como los que hacen la familia Pacheco para mantener vivas tradiciones que ya rebasan el siglo de existencia como ésta a la que fue invitado y destacó el valor de este tipo de festividades como elemento de identidad del pueblo yucateco.

“Tenemos que fortalecer nuestras tradiciones, contribuir a que nuestras comunidades no dejen de realizar este tipo de festejos que implican no solo devoción, sino también memoria histórica, gastronomía y valores propios de nuestra tierra”, detalló Ramírez Marín.

“Las nuevas generaciones deben entenderlas, valorarlas y preservarlas, son parte, efectivamente, de nuestra esencia como yucatecos y no podemos perderlas. Me siento muy honrado por esta invitación y siempre trato de contribuir para reforzar nuestras tradiciones”, agregó el legislador.

Arriba
Share via