You are here
Home > ACTUALIDAD > Sector automotriz, un fuerte desacuerdo durante las negociaciones del TLCAN

Sector automotriz, un fuerte desacuerdo durante las negociaciones del TLCAN

Estados Unidos ha solicitado durante esta quinta ronde de renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte una postura reglamentaria más estricta en materia automotriz, misma a la que México y Canadá únicamente realizarán objeciones y abordarán a los negociadores estadounidenses con preguntas técnicas, más no buscarán contrapropuestas.

La representación canadiense se limitará a hacer una presentación en la que argumentará que las pretensiones estadounidenses provocarían un daño grave daño tanto a su vecino norteamericano, como a la fabricación automotriz de la región en general.

El mes pasado, la administración Trump sorprendió a sus socios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) al revelar demandas para que la mitad del valor del contenido de todos los automóviles fabricados en Norteamérica se haga en Estados Unidos y el contenido regional de vehículos aumente bruscamente al 85 por ciento desde el 62.5 por ciento actual.

“En (términos de la industria) automotriz, la propuesta de los Estados Unidos es una locura”, dijo un representante del sector automotor mexicano con conocimiento de las conversaciones. “No puedes contraproponer una locura”, agregó.

Por su parte, lo que busca el grupo de negociadores canadienses es “proporcionar información sobre cómo la propuesta de las normas de origen de Estados Unidos para automóviles dañaría a la industria continental en general y a los Estados Unidos en particular”, dijo la fuente canadiense. “Si mueves el requisito de contenido al 80 por ciento, o incluso a un número inferior, golpeará a las cadenas de suministro. Entonces tendrías que tratar con proveedores potencialmente mal equipados y tal vez más caros”, agregó.

Flavio Volpe, presidente de la Asociación de Fabricantes de Partes de Automóviles de Canadá, también dijo que Canadá y México tratarían de convencer a los funcionarios estadounidenses de que las propuestas dañarían la competitividad de América del Norte y reducirían el empleo en el ensamblaje de automóviles y autopartes en el continente.

Muchos fabricantes de automóviles y fabricantes de piezas simplemente renunciarán a los beneficios de libre comercio del TLCAN y pagarán el 2.5 por ciento de la tarifa de Estados Unidos en muchos componentes, agregó.

Su contraparte estadounidense, la Asociación de Fabricantes de Motores y Equipos, reveló el mes pasado un estudio que muestra que Estados Unidos perdería hasta 24,000 trabajos de manufactura de autopartes debido a mayores requisitos de contenido del TLCAN y hasta 50,000 si se cancela el TLCAN.

El representante de la industria automotriz mexicana dijo que es probable que los negociadores del país hagan más preguntas técnicas que respalden las demandas de contenido automotor de Estados Unidos durante las discusiones del lunes y el martes. La industria no se retractó de su posición de “no aceptar” la propuesta de Estados Unidos al respecto, agregó.

Arriba
Share via