You are here
Home > ACTUALIDAD > Revela la ONU crímenes de guerra perpetrados por ISIS en Mosul

Revela la ONU crímenes de guerra perpetrados por ISIS en Mosul

Este jueves, la Organización de las Naciones Unidas ha revelado que el grupo yihadista Estado Islámico, realizó actos terroristas en distintas partes del mundo, y que de igual forma cometió crímenes internacionales, como genocidio, de guerra y contra la humanidad, tratando de defenderse del Ejército iraquí, con el objetivo de recuperar el control de la ciudad de Mosul.

Esta ola de crímenes fue realizada durante nueve meses, mismos que duró la campaña militar en la que terminaron las fuerzas iraquíes victoriosas, gracias a la ayuda recibida por parte de grupos afines y de una coalición militar occidental.

En cifras, el número de civiles muertos supera los 2 mil 521, esta cantidad de fallecidos han sido en su mayoría producto de los ataques del Estado Islámico, incluyendo a más de 700 personas que fueron ejecutadas a sangre fría.

Además de los números previamente indicados, el Cuerpo de Defensa Civil de Irak, le ha comunicado a las Naciones Unidas que al pasado 26 de octubre se habían recuperado los restos de 1.673 personas de entre los escombros de edificios bombardeados en Mosul.

Un informe, elaborado por la Misión de Asistencia de la ONU en Irak y la Oficina de Derechos Humanos de la organización, documenta raptos masivos y el uso de miles de civiles como escudos humanos, así como el asesinato de personas que intentaban huir de la ciudad.
Mosul ha sido la ciudad más importante que ha estado bajo control total del Estado Islámico, que la capturó en junio de 2014 y cuya liberación se consiguió -tras meses de incesantes hostilidades- el pasado julio.

“Nadie consiguió salvarse del reinado de terror de Daesh (denominación del Estado Islámico en árabe), que infligió un sufrimiento intolerable a residentes desarmados, únicamente porque vivían en las áreas que controlaba”, explicó el representante especial de la ONU para Irak, Jan Kubis, sobre los tres años durante los que controló Mosul.

Además de las pérdidas humanas, el informe denuncia que los terroristas no tuvieron ninguna contemplación a la hora de destruir todo lo que pudieron de monumentos religiosos y culturales, “en total menosprecio por la historia del islam, religión que falsamente dicen representar”.

Entre las conclusiones del informe figura un llamado al Consejo de Seguridad de la ONU para que tome acciones que garanticen que los responsables de todos estos crímenes paguen por ellos ante la justicia.

Con ese fin, se pide que se enmienden rápidamente ciertas normas legales para que tribunales nacionales puedan juzgar crímenes internacionales y que, al mismo tiempo, se acepte la jurisdicción penal internacional.

Igualmente se pide al Gobierno que investigue las violaciones de los derechos humanos perpetradas por miembros de su ejército, ya que el informe indica que se registraron al menos 461 civiles muertos en bombardeos aéreos que coincidían con los periodos más intensos de la ofensiva iraquí.

Sin embargo, en este caso la ONU reconoce que no ha podido establecer la autoría de los ataques desde el aire.

Arriba
Share via