You are here
Home > ACTUALIDAD > “Perder para prevenir”, un compromiso del DIF Municipal con los trabajadores meridanos

“Perder para prevenir”, un compromiso del DIF Municipal con los trabajadores meridanos

Con la finalidad de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos trabajadores y además lograr prevenir en ellos enfermedades como el sobrepeso, obesidad, diabetes e hipertensión, el departamento de Nutrición del DIF Municipal está implementando el programa “Perder para prevenir” en distintos centros laborales.

Luego de someterse a este programa y después de varias sesiones semanales, 30 trabajadores del INEGI Regional consiguieron perder algunos kilos gracias a las estrategias para mejorar su alimentación, que a través de los tres meses que estuvieron adheridos a este programa, adquirieron mediante pláticas y talleres que abordaron temas como la lectura adecuada de las etiquetas de los alimentos, opciones de colaciones saludables, los beneficios de realizar ejercicio y la aplicación de rutinas físicas en la oficina.

Con un impacto de 51 espacios laborales, entre empresas e instituciones públicas y privadas, se ha logrado beneficiar a cientos de ciudadanos que solicitan el programa “Perder para prevenir” como una solución a sus problemas de mala alimentación.

La coordinadora de educación alimentaria y diabetes del DIF Mérida, Leticia Mena Macossay, recalcó la virtud de este programa, la cual radica en que éste trabaja de acuerdo a las necesidades de los empleados: “Hacemos un análisis de salud de cada empleado, posteriormente les armamos un plan alimenticio y les apoyamos con pláticas y otras estrategias como un análisis de las tiendas o los lugares que están cerca de sus centros laborales y que es donde ellos compran sus alimentos, de esta forma podemos hacerles recomendaciones accesibles y adecuadas a su vida cotidiana”, señaló.

“Trabajamos para crear ambientes saludables, la mayoría de las personas que hemos atendido nos comentan que en donde más les cuesta cuidar su alimentación es en sus centros de trabajo, donde permanecen un promedio de 8 horas diarias. Compartimos con los empleadores que el implementar acciones que beneficien a sus empleados trae beneficios como menos incapacidades, ausentismo y lesiones, la prevención de enfermedades crónico degenerativas, mayor rendimiento del personal y un mejor ambiente laboral”, manifestó Mena Macossay.

Por último, Mena Macossay aseguró que en lo que va de la implementación de este programa han tenido casos sorprendentes de pérdida de peso, agregó que en 15 días finalizarán la intervención de 16 semanas en una empresa, donde una persona ha logrado perder hasta este momento un total de 26 kilogramos.

        

Arriba
Share via